Biografía Joan Carles Roca Sans 2017-03-23T14:09:39+00:00

BIOGRAFÍA

Nacido en Barcelona en 1946, Joan Carles Roca Sans entra en la pintura a finales de los 70′, cuando las últimas vanguardias ya comparten los libros de historia con toda la tradición.

Aprende las bases del oficio en la facultad de Bellas Artes y vuelve la mirada hacia la Grecia clásica y el Renacimiento, elaborando un estilo propio con voluntad postmoderna. Animado por este espíritu pionero se decide por el Noreste de Cataluña como tierra de elección para compartir su tiempo entre Cadaqués y el Baix Empordà (Monells, Palau Sator y Torroella de Montgrí, sucesivamente), entregándose a la revisión de ciertos aspectos del arte del pasado con contenidos inspirados en vivencias propias.

A mitad de los 80’, sus propuestas están en línea con otras aparecidas en Italia y Alemania, donde pasa largas temporadas (Stuttgart, Dusseldorf y Múnich) de donde absorbe la fuerza de la tradición centroeuropea, sintetizando el expresionismo. Aunque de raíz pop y urbana, su obra se caracteriza por la coherencia interna y una desbordante iconografía personal.

A partir del 2002 incorpora diferentes temporalidades y reinventa el estilo que ya había creado quince años antes. Mantiene y perfecciona su apuesta por atrapar la vida, dibujándola y pintándola para convertirse en parte de ella. En este pintor es imposible separar vida y obra, por esto cada cuadro es como una página de su biografía. Ha efectuado más de cien exposiciones individuales y sus obras han entrado en numerosas colecciones públicas y privadas.

Durante los últimos diez años Roca Sans recorre el Mediterráneo y explica la experiencia del viaje en catorce episodios, mediante relatos de ficción y soportes plásticos que incorporan la pintura, la escultura y la novela gráfica. Es el proyecto Ermoupoli, que el artista cancela en 2017 para seguir explorando la disponibilidad polisémica de la imagen y buscar una narrativa donde cada espectador pueda construir su propio relato.

Antes del 2000

Roca Sans va creando un estilo personal que eclosiona en Múnich en 1985 y que puede definirse como sintético–expresionista. Desde entonces y durante quince años, el castillo de Palau-sator es el lugar donde desarrolla su mundo artístico y existencial.

EL PARAISO PERDIDO 1974-1984

1974/79 – Roca Sans se inspira en los escritos de Giulio Carlo Argan sobre el revival y se define como post-vanguardista antes de que se inventen palabras como post modernidad o trans vanguardismo. Para el pintor, lo que no es tradición es plagio. No concibe el arte si no como una posibilidad de dar una visión personal de la condición humana y por ello debe ser figurativo.

El libro La experiencia ampurdanesa (1979) refleja la búsqueda de una Arcadia perdida con un lenguaje de marcado simbolismo. Cuando, años más tarde, Cyprus Art edita el catálogo El jardín del Edén (2008), en referencia al Baix Empordà, con todos los artistas que han expuesto durante veinte años en esta galería de referencia, son elegidos dos cuadros suyos de los 70’ para la portada y la contraportada.

1980 – Sus series Pastorales ampurdanesas dan una visión de la vida mediterránea desde una nostálgica perspectiva urbana. Es un ejercicio de construcción simbólica, que acota el paisaje para convertirlo en territorio, que sería, en una concepción bergsoniana del término, un territorio “vivido y actualizado, más que representado”.

1981/82 – En su libro L’Empordà, poesía pictórica se puede interpretar este paisaje cultural resumido en veintiséis cuadros de gran formato. El lenguaje es aquí sintético y mediterráneo.

1983 – La colección Una propuesta mediterránea ofrece el resultado de estancias en Baleares y las islas griegas del mar Egeo, que le dejan un recuerdo imborrable y a donde se promete volver en el futuro.

1984 – El artista interviene en espacios arquitectónicos y naturales en España y Alemania. Decepcionado por la banalización y el deterioro del territorio, estos Ciclos de fragmentación suponen una parada en el diálogo plástico con la Naturaleza.

LAS LUCES DE LA NOCHE 1985-1999

1985/86 – Como muchos artistas de su generación, Roca Sans pasa frecuentes temporadas en el extranjero, principalmente en Alemania y acaba instalándose en Múnich, donde articula un lenguaje que más o menos coincide con otras propuestas aparecidas en Nueva York, Berlín y Roma. Es la serie Tanzende. Los años vividos en la capital bávara marcan un punto de inflexión y el hombre se convierte en el centro permanente del relato.

1987/91 – El pintor adquiere el castillo prerrománico de Palau-sator. Años más tarde, la Fundación Catalunya Nostra le concede el premio Castells Culturals por su restauración. Desde ese momento “La torre de Palau” se convierte en escenario de actividades culturales.

1992/93 – Roca Sans explora media Europa (Berlín, Munich, Zurich, Dusseldorf, Ámsterdam, Praga, etc.) para observar la vida, para atraparla y así convertirse en parte de la misma. José Luis Jiménez-Frontín en La mirada y el gesto interpreta a sus personajes como ejecutores de sacrificios originarios y los califica de acertada fauna de víctimas-verdugos.

1994 – Su libro La noche dibujada, que recoge dibujos realizados en el 92 en Barcelona, es una mirada agridulce y nostálgica a la noche de una ciudad que ya no volverá a ser la misma.
Le acompañan las carpetas de serigrafías Las Ruinosas y La ronda de noche.

1997 – El catálogo La noche del cazador de Josep Mª Cadena, nos muestra un resumen de experiencias que van del 92 al 96 con un lenguaje de marcado carácter vital y narrativo, haciendo una parábola plástica de la sociedad posmoderna a partir de un segmento lúdico de la misma.

2000 – El libro Obra 1974-1999, escrito por Roca Sans en el año 2000 con carácter biográfico se encarga de cerrar estos años. Da pie a los siguientes apartados: El paraíso perdido, Una propuesta mediterránea, Ciclos de fragmentación, Los años de Munich, El tiempo mira al tiempo, Las luces de la noche, Barcelona: el barrio dibujado, De dos en dos, Espejos de agua, Rembrandt: la luz, De un tiempo sobrehumano, Palacios de jade y Cuadernos de viaje.

Después del 2000

Instalado en Torroella de Montgrí, el artista reinventa su estilo con la incorporación de nuevas temporalidades. El Proyecto Ermoupoli empieza con el incremento de los flujos migratorios y acaba cuando el ascenso de los partidos populistas pone en peligro la cohesión de la Unión Europea.

LA CONQUISTA DE LA LUZ 2002-2006

2002/2006 – Una casa señorial del siglo catorce, en el centro de Torroella de Montgrí, reformada y ampliada en el diecisiete, ofrece al pintor el espacio donde presentar las propuestas culturales más creativas, combinando obra contemporánea con escultura popular europea de alta época. Atrium Torroella, que es al mismo tiempo relato y trayecto, apuesta por la calidad y la originalidad. No es un museo, sino un concepto abierto a cambios y experiencias donde la estética se pone al servicio de las ideas.

2002 – Una noche de Halloween en la sala de fiestas Paradiso da lugar a su libro: ¿Es pecado el saber? ¿Es la muerte?, un homenaje al poeta John Milton.

2007 – Brau edicions publica La Luz y la Norma. Después de pasar por una serie de dramáticas experiencias personales, su búsqueda de la luz conoce un impulso renovado convirtiéndose en obsesión.

Recuperando muchos aspectos anteriores de su lenguaje, Joan Carles Roca Sans llega a otro, gradualmente más abstracto y esencial al que va incorporando diferentes temporalidades. Aprovechando las experiencias de los 80, cuando sintetizó el expresionismo, el pintor revisa las pautas representativas del Barroco combinando la luz proyectada con la filtrada y alcanza una manera de representar el espacio mediante el equilibrio de temperaturas. Este libro contiene una recopilación de artículos y charlas del artista sobre estética. La catalogación es de carácter temático y muestra un repertorio donde tienen cabida: Los colores de la Arcadia, La Eva mestiza, El domador de utopías, La mirada cómplice, Si todo es luz…, Estrellas virtuales y Los pasos de Mitra.

EL PROYECTO ERMÓUPOLI 2007-2016

Una playa de mármoles de colores, el deseo de reencontrar la juventud, el poder transformador del viaje, una historia donde lo que importa es el camino y no la llegada, dan lugar al libro Ermóupoli. Es el punto de partida del proyecto del mismo nombre que continúa una tradición literaria que surgió en el Renacimiento: una colección de relatos situados en diferentes lugares del Mediterráneo, donde varios personajes viven experiencias que transforman sus vidas.

El Proyecto Ermóupoli se caracteriza por el amor al experimento, la comprensión de la experiencia artística como fragmento y como fusión de diferentes planos antropológicos: emoción y concepto, juego y seriedad, razón y sentimiento, orden y caos. Este es su espíritu. Pone de manifiesto la obsesiva presencia del trinomio sexo, vida y muerte que articula la trayectoria del artista.

Accede a la web del Proyecto Ermóupoli

A TODA LÍNEA 2017…

Concluido el Proyecto en 2016, Roca Sans se dedica a rastrear los secretos más ocultos de su propio fenómeno pictórico, donde la narrativa permita al espectador construir su propia historia.